Tipos de audífonos

Tipos de audífonos

Existen diferentes modelos de audífonos según la pérdida auditiva existente y las condiciones físicas donde va inserto.

Audífonos retroauriculares (BTE, por sus siglas en inglés, “Behind the ear”)
Este audífono se coloca por encima y detrás del oído, los componentes electrónicos están localizados en el estuche de plástico duro detrás de la oreja. Típicamente, se usa un molde con tubo acústico para sujetar el audífono al oído así como para conducir el sonido amplificado al canal auditivo. Por lo tanto, es necesario que el molde quede bien ajustado para que el audífono funcione correctamente.
Los BTE son adecuados para casi todos los tipos y grados de pérdida de audición, y para personas de todas las edades, principalmente para pérdidas severas/profundas. Los mini BTE, son de tamaño más reducido, ideal para niños pequeños. A medida que éstos crecen, necesitarán cambiar de moldes con frecuencia. El nuevo molde se ajusta al mismo audífono para que no haga falta reemplazar el dispositivo entero.


Un nuevo tipo de audífonos BTE son los de adaptación abierta, que con su pequeño tamaño permiten que se coloquen por completo detrás de la oreja. Solamente es necesario insertar un tubillo estrecho dentro del canal auditivo, lo que permite que el canal se mantenga abierto. Los audífonos de adaptación abierta son una buena alternativa para quienes sufren de acumulación de cera en el oído, ya que es menos probable que los audífonos se dañen por este tipo de sustancias

 

Audífonos intraauriculares (ITE, “In the ear”)
Los audífonos ITE se colocan en una carcasa elaborada a medida mediante un molde del oído externo y el canal auditivo donde van todos los componentes del audífono. Son adecuados para los adultos con pérdida de audición de un grado leve a moderado-severo. Los ITE son muy pequeños y deben reemplazarse a medida que crece el oído, por lo cual no los usan los niños pequeños. Debido a su reducido tamaño y la dureza de su carcasa, no son seguros para los niños.

 

Audífonos intracanales (ITC, “In-the-canal”)
Los audífonos ITC se insertan dentro del canal auditivo y se diseñan a la medida del usuario. Son más pequeños que los ITE, y tienen que reemplazarse a medida que crece el oído y, como resultado, no se usan a menudo para niños. Este modelo se recomienda con más frecuencia en los casos de pérdida de audición leve a moderada-severa. Los ITC son el estilo más popular entre los adultos y, como los ITE, pueden ser una opción viable para un niño después de que el crecimiento de su oído se haya disminuido y siempre que el tipo y el grado de pérdida de audición puedan ser tratados por un audífono de este tamaño.

 

Audífonos insertados completamente en el canal (CIC, “Completely in the canal”)
Los audífonos CIC se insertan dentro de una carcasa elaborada a medida, obtenida de un molde del canal auditivo. Sin embargo, los CIC caben un poco más profundos dentro del canal auditivo y se extienden más profundamente hacia el tímpano que los ITC. Estos audífonos se adaptan para casos de pérdida de audición leve a moderado. Tal como los ITE y los ITC, no son apropiados para los niños pequeños.